Paso a paso del proyecto de ley

Debido a un requerimiento ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Estado de Chile se comprometió a cumplir un Acuerdo de Solución Amistosa. Una de las iniciativas que este involucra es el envío del proyecto de ley de matrimonio igualitario que, a su vez, era un compromiso establecido en el programa de gobierno de la Presidenta Bachelet. Al firmarlo, Chile se posiciona ante el resto del mundo como una nación que respeta y cumple los acuerdos internacionales que protegen los derechos humanos.

La Ley de Matrimonio Civil chilena aclara que “la facultad de contraer matrimonio es un derecho esencial inherente de la persona humana, si se tiene edad para ello”. A nivel mundial, además, el principio de libertad nupcial es considerado un derecho fundamental, al estar incluido en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Basándose entonces en la legitimidad de su deseo de casarse, el Movimiento de Liberación Homosexual (MOVILH) y tres parejas del mismo sexo demandaron al Estado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos reclamando la vulneración de su derecho constitucional de igualdad ante la ley.

Como solución a esta disputa el 11 de junio de 2016 se firmó el Acuerdo de Solución Amistosa antes mencionado, que aborda demandas legítimas de la comunidad de la diversidad sexual. Entre ellas, el envío de un proyecto de ley de matrimonio igualitario. La Presidenta Bachelet anunció dicho envío en su última Cuenta Pública, firmó el proyecto de ley el pasado 28 de agosto y éste ingresó a la Comisión de Constitución del Senado el 5 de septiembre, iniciando así su primer trámite constitucional.